Plegarias

Me frotaré las asfixias contra tu fémur y serás mi última lealtad, pues el pasado se me cae como un Ícaro Sangriento, como un beso del que fui ausente.

Entonces mis arrugas –que nunca fueron más que libélulas fracasadas– te crearán océanos para que pueda inundarte los dientes. Perpetraré una plegaria para olerte las pestañas, y otra –un poco menos obscena– para eyectarte hacia la madrugada y contemplarte mientras copulas con mi sombra.

 

Una respuesta a “Plegarias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s