Educando a Jesús

Ante el aluvión de demandas que han mermado las arcas de La Santa Sede, el buró político del Vaticano se vio obligado a dotar de personería jurídica y recursos a la  Fundación Gilles de Rais, O.N.G. ficticia comandada por insignes carevergas. En teoría, la razón social de dicha O.N.G. es dar apoyo moral a las víctimas de la pedofilia católica, pero su verdadero propósito es funcionar como cortina de humo y desviar dinero hacia el ambicioso programa científico de la Santa Sede. Este consiste en la construcción de una máquina del tiempo capaz de transportar a un equipo multidisciplinario hacia los tiempos de Jesús El Defecante, pues los teólogos han encontrado que la pasión sodomítica que caracteriza al grueso de los clérigos se puede corregir con una visita punitiva a ese hippie cagón.

Es por todos sabido que Jesús fue expulsado de la pandilla de Los Esenios, una tribu urbana que parrandeaba en  el Mar Muerto y se alimentaba de lagartos. Para ser un esenio de alto rango y obtener los delicados favores sexuales de las ovejas del rebaño era indispensable poseer un tatuaje de Mitra en el pubis y, por sobre todo, respetar a Los Dioses Solares, enterrando la mierda en la arena del desierto, pues los rayos del sol se sienten ofendidos si un hombre no esconde sus desechos.

Jesús era demasiado vago y nunca tapaba sus deposiciones ni se limpiaba el culo. Este es el mal primigenio que ha convertido a la Iglesia Católica en el principal sponsor de la sodomía infantil. Si bien los Esenios eran un grupo de adictos depresivos, la higiene anal eran parte fundacional de su cosmovisión y las olorosas transgresiones de Jesús hicieron que este fuera expulsado de la comunidad. Tras el desprecio de sus antiguos correligionarios, El Cagador de Nazareth entro en contubernio con místicos orientales que lo convirtieron en esbirro de Seth El Oscuro, deidad egipcia con cabeza de onagro que usó al barbón piojoso como títere para tomar el control militar de Occidente y cambiar el curso de la historia. Ese miembro era Jesús El Defecante, pero nadie se dio cuenta hasta que fue demasiado tarde.

El resultado lo conocemos todos: con sangre, mierda y fuego, Jesús se proclamó Gran Dragón de Occidente y aplastó al higiénico credo esenio. Este volvió a resurgir en otras latitudes, bajo los nombres de cátaros y bogomilas, entre otras deformaciones del culto original, pero siempre fueron exterminados y enculados por el alto mando militar católico apostólico romano.

Para reparar este error histórico, urge romper las leyes del espacio y darle un curso intensivo de higiene anal a Jesús. Si se consigue que ese apestoso aprenda a respetar a su propio culo, su discurso será menos permisivo con la violencia anal que sus partidarios son tan proclives a practicar, sometiendo a millones de niños cuyas denuncias tanto dinero han costado al Vaticano S.A.

Amén de las transgresiones espacio temporales y de los dilemas éticos que implica alterar el curso de la historia homínida, el Papa ha ordenado que la máquina del tiempo lleve consigo papel higiénico acolchado triple hoja -¡no queremos que Jesús se lastime el ojete con papel rasposo y barato!-, toallitas húmedas, pastillas antiflatulencia, cera depilatoria -según El Evangelio de Caifás, los mechones negros que salían del culo de Jesús eran tan largos que se podía hacer trenzas con ellos- y un ejemplar del Manual de Carreño sobre urbanidad y buenas costumbres. Uno de los integrantes de la misión científica será un doble de Jesús, pues si ese hippie no acepta de buen grado someterse a las higiénicas enseñanzas de la posmodernidad, será asesinado y reemplazado por un Mesías menos puerco.

2 Respuestas a “Educando a Jesús

  1. por respeto al blogg tuyo debo decir cosas como !que magnifico texto!..NO sobra una coma. Literatura y periodismo de tunel del tempo…pero en confianza te digo que bueno que esta: hache de pe. Y pensar que alguna vez ayude en misa !! (y me tome ese vinito tambien en el cuartito de la utileria sacra ( le debo al curita de barrio mi preferencia por los tintos..y mi sed de sangre. Yo como buen cristiano le rindo culto a la esfera (divida por una raya)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s