Luca not dead (CartóNPiedra, 10/02/2013)

Luca en el Abasto

por Fernando Escobar Páez

Imaginemos un niño rico que se escapa de en un colegio de príncipes en Escocia y que tras años de vivir como un gamberro, asimilar la autodestrucción depresiva del post punk, engancharse con la heroína, cruza el Atlántico para convertirse en el profeta loco que partiría en dos la historia del rock argentino, que antes de su llegada era acartonado y dócil. Esa sería a breves rasgos la vida de Luca Prodan, pero un personaje tan complejo y cuya influencia sigue latente, merece un repaso más extenso.

Luca nace en 1953 en Roma. Su familia es acaudalada y para reafirmar sus pretensiones nobiliarias, lo envían con tan solo 6 años a estudiar en un estricto internado donde compartiría clases con la realeza británica. Esta experiencia resultó traumática para Luca, quien unos meses antes de graduarse decide escapar.

Cuanto más famoso y mejor es el colegio, más marioneta vas a salir o, si no, más loco. Yo salí loco.

Buscado por la Interpol, es detenido por la policía italiana y regresa a donde su familia, pero Luca ya no era el mismo. Sus meses de libertad y vagabundeo por Europa han hecho que rompa con todas las convenciones sociales.

Se niega a cumplir con el servicio militar obligatorio y es confinado tres meses en una celda, donde su única posesión es una guitarra acústica, con la que empezaría a componer canciones monocordes llenas de poesía involuntaria, casi un acto reflejo sin reflexión, estilo que nunca abandonaría durante su trayectoria musical.

Tras ser declarado enfermo mental por la ley italiana, emigra a Londres, donde trabaja vendiendo discos para Virgin Records, aunque su verdadera ocupación era robar los acetatos de dicha casa musical. Se acerca a la incipiente escena post punk de Londres y se relaciona con los pesos pesados del under, como Ian Curtis, Malcom McLaren, Sid Vicius, Tony Mansfield entre otros. Forma su primera banda, los New Clear Heads, proyecto influenciado por Joy Division y Pink Floyd, pero también por el reggae y el dub.

En esta época empieza a inyectarse heroína y tras varios intentos fallidos de rehabilitación, recibe una postal enviada por un antiguo compañero de estudios, Timmy McKern, quien le invitaba a radicarse en las sierras de Córdova y tomar aire. La perspectiva de una vida bucólica y la certeza de que en Argentina no podría conseguir heroína se conjugaron y Luca se decide a cruzar el Atlántico.

Viví siete años en Londres y tuve que dejar todo y venirme porque la heroína me estaba matando. La heroína es la mamá eterna, es como el útero que te protege. Con ella no se jode, por algo es la segunda droga en importancia, la primera es el poder.

luca-prodan32551

Tras una temporada de desintoxicación en el campo y grabar varios temas en el estudio casero de McKern, Luca regresa a Londres, pero solo para vender sus bienes y comprar equipos propios. Viene acompañado por la baterista inglesa Stephanie Nuttal (ex Manicured Noise) quien junto a locales Germán Daffunchio y Alejandro Sokol se constituirían en la primera formación se Sumo.

Luca poseía un bagaje cultural extraordinario, combinaba la erudición con irreverencia. Traía además la experiencia del punk y su muerte, un ritmo y una actitud desconocida para los argentinos pero que ya se había agotado en Europa.  Su debut frente al público es en un pub de El Palomar. Ese italiano calvo que al cantar pasaba arbitrariamente del inglés al español y que subía al escenario con los pantalones rotos en el trasero, cautivaba por sus dotes histriónicos y agresividad. Nacía una leyenda.

Alguien me preguntó: ¿Qué es Sumo?  Es una pregunta estúpida… es como preguntar ¿qué es tu zapato? ¿Qué carajo respondés?

Entonces yo le dije: Sumo es algo que hace tu abuela cuando no tiene nada que pensar. 

La Guerra de las Malvinas genera fricciones con los residentes británicos y Nuttal retorna a su país. En ese momento Sokol (antes bajista) pasa a la batería y Diego Arnedo ocupa su lugar. Posteriormente se integran el guitarrista Ricardo Mollo y Roberto Pettinato en el saxo. Sokol también abandonaría la banda e ingresa Alberto Troglio. Esa sería la formación más estable de Sumo, la que consta en la mayoría de las grabaciones. Publicaron tres placas discográficas: “Divididos por la felicidad”, “Llegando los monos” y “After Chabón”, siendo este último disco el mejor según Prodan, pues no contenía ningún greatest hit obvio.

Ese carácter anti comercial de Sumo, pese a ser un grupo que movía multitudes, los emparentó con Los Redonditos de Ricota, banda con la que intercambiaron músicos en más de una ocasión. Incluso el Indio Solari escribió para Sumo la letra de “Mejor no hablar de ciertas cosas”. Prodan fue un duro crítico del rock star sistem que se imponía desde los medios  y en su opinión, lo under en Argentina había muerto antes de nacer.

Yo me visto como un tipo que puede saber karate, estoy pelado porque da miedo, tengo estos anteojos porque no se me ve la mirada y eso atemoriza. Soy un tipo raro, no soy normal y la gente tiene prejuicios y me vienen a romper las bolas. Si me ven así no me molestan. Es una defensa sin tener que pegar.

Si bien la heroína pasó a formar parte del pasado de Luca, su necesidad de autodestrucción no. A falta de drogas duras se dedicó al alcohol. Su desayuno consistía en varias copas de ginebra en el bar de la esquina de su casa en el sector del Abasto, barrio al que plasmaría en una de sus canciones más bellas. Fallece a fines de 1987, de un paro cardiaco producto de las complicaciones de su cirrosis hepática. Sus únicas posesiones eran algunos libros, pocos discos y un walkman. Posterior a su muerte aparecerían dos trabajos solistas: “Beautiful Losers” y “Time, fat, love”.

Sumo se separaría en Divididos y Las Pelotas. Ambas bandas alcanzarían cierta popularidad pero jamás al nivel de Sumo. Hasta hoy día es frecuente encontrar en Buenos Aires graffitis que rezan Luca not dead. Muchas de estas pintadas son frescas, hechas por pibes que empiezan a conocer la leyenda.

11041044_10207302889628451_8866145901042066506_n

Link del texto original:

 http://www.telegrafo.com.ec/cultura/carton-piedra/item/luca-not-dead.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s