Quisiera ser mamífera*

by Leonidas Kryvosej

by Leonidas Kryvosej

Soledad no me permitía ninguna práctica sexual de la cintura para arriba, pero el resto de su cuerpo estaba a mi disposición, siendo su especialidad el difícil arte de hacer pajas con los pies. Aunque, si intentaba tocarle los pechos, se ponía nerviosa.

Cuando al fin logré convencerla para que me la chupara, mi pene terminó cubierto con una tela igualita a la de una araña. Me asusté y pensé que mi chancro había regresado, hasta que Soledad me confesó que el problema estaba en la composición química de su saliva, no en mi verga. Entonces deduje que ella también estaba chancrosa; como los dos estábamos enfermos, no le di importancia y quise seguir follando, pero Soledad se puso a llorar y me pidió que me fuera.

Pasé semanas tratando de contactarla, pero era como si se hubiera escondido bajo tierra, hasta que me llamó y concertamos una cita. Antes de que pudiese decirle algo, ella me preguntó: «¿Qué es lo que más desearías en esta vida?». Yo respondí la primera huevada que se me vino a la mente, pero Soledad se puso seria y pronunció esta afirmación: «Yo quisiera ser mamífera».

No me esperaba esa declaración y decidí que lo mejor era cagarse de la risa ante tamaña ocurrencia y luego besar a mi chica, pero antes de que pudiera hacerlo, ella se abrió la blusa y me mostró su terrible secreto: lo que yo creí que era un lindo par de tetas puntiagudas, en realidad eran dos muñones fibrosos, extremidades mutiladas que me revelaron la vida artrópoda de Soledad.

Mi peculiar novia es un gran coleóptero depilado que se cortó las patas que tenía donde una mujer normal posee senos. Cada vez más aterrado, contemplé cómo Soledad sacó mil antenas de sus orejas al tiempo que recibía un discurso sobre la belleza de los élitros que provocan la envidia de la poderosa escolopendra. Después de todo aquello, me desmayé.

Escribo estas líneas a modo de testamento, pues aunque Soledad sigue disimulando su verdadera filiación zoológica y ha jurado no hacerme daño, sé muy bien que en su especie el apareamiento implica que el macho sea decapitado y se transforme en proteínas para las larvas.

 

 

 

* Un grupo de freaks mexicanos denominados C.A.P.E.A.S. (Comité Androide Para la Emancipación sexual del Animal Suicida) Brazo Armado Musical del Movimiento Si+Orgasmos. los Shinwenwenshones Implicados, hizo una versión sonora de este texto… pueden escucharla en este link:

 

https://soundcloud.com/delalunajuan-1/quisiera-ser-mamifera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s