Peperina (canción de Serú Girán)

Trabaja en los recitales
vive escribiendo postales
duerme con los visitantes
juega con los locales
su cuerpo tiene pegado
grasa de las capitales.
CHARLY GARCÍA

417621_335759533173034_748008510_n

Hace tres años conviví con una «Peperina», lo que me da autoridad moral para exponer ante la comunidad científica mis conclusiones acerca de la problemática. Por definición, la «Peperina» es una subespecie de la bestia feminazi, de hábitos gregarios y dieta herbívora.

Reconocerlas es fácil: todos sus mensajes de celular y actualizaciones de Facebook empiezan con un verso de Alejandra Pizarnik o Silvia Plath, pues ¡ellas también escriben y piensan en suicidarse!

Su paradigma de actividad cultural es salir en toppless para que un «artista» utilice sus tetas como lienzo en un festival de «cuerpos pintados» Lamentablemente, jamás se afeitan las axilas, pues leyeron en la revista Cosmoputilan que el vello corporal es lo «in» en esta temporada.

Denominan a su manada «compañía teatral». Por lo regular, la «Peperina» obtiene el rol protagónico de todas las obras gracias a su habilidad para flexionar los músculos vaginales y al hecho de que sus compañeras teatreras suelen ser verdaderos jabanchos (mezcla de jabalí, ballena y chancho). Si de talento como actriz se tratara, la capacidad interpretativa de la «Peperina» no alcanzaría ni para representar a un árbol muerto sobre el escenario.

Parte fundamental de su activismo neo-hippie es la organización de conciertos de grind-core, noise y deathmetal en comunidades indígenas, pues consideran que jíbaros y záparos NECESITAN escuchar lo más «radical» de la escena musical ecuatoriana.

Como dato curioso, la «Peperina» clásica suele follar con profesores universitarios de ínfima calidad intelectual, esperanzada en que estos le transmitan sus dudosas neuronas durante el coito.

Estimados colegas científicos, cierro esta breve ponencia exhortándoles a fabricar cantidades industriales de Gas Sarin y armas nucleares: ¡Las «Peperinas» son una lacra social que debe ser exterminada a la brevedad posible! Su malsana promiscuidad les otorga la categoría de pandemia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s