YA ESTÁ A LA VENTA MISSO’GINIA 2.0 (un adelanto en VICE de México)

unnamed

Si 50 sombras te parecieron 50 tonterías lee unas páginas de Miss O’ Ginia 2.0 y otras parafilias normales PERO NO EN EL TRABAJO, si alguien lo ve puede que tengas que dar demasiadas explicaciones…

Lo pueden adquirir a tan solo 2.50 pilches euros en el link de la Editorial FOC de Barcelona, España y en más de 80 tiendas asociadas.

http://www.editorialfoc.me/ebooks/miss-oginia-2-0-otras-parafilias-normales/

Otros países: 

-España: Librería Laie http://goo.gl/ybyd5L

-México: Gandhi http://goo.gl/fnlGdI

-Argentina: Librería Santa Fe http://goo.gl/SLz8ma

-Guatemala: Sophos en línea http://goo.gl/n05VWP

-Ecuador: Librería Bok http://goo.gl/l8IrYY

-Perú: Librería Amabook www.amabook.com.pe

-Uruguay: www.amabook.com.uy http://goo.gl/tDjSRW

(si eres de otro país, NO SEAS GILIPOLLAS Y PREGUNTA y te pasamos el dato al paso)

Sinopsis:

Tú creías que tu ex era una persona extraña en la cama, pidiendo cosas raras. Tú, que a veces te sorprendías con pensamientos obscenos, lascivos, lujuriosos y pervertidos… quizás te sonrojabas mientras te preguntabas de dónde venían. Miss O’Ginia 2.0 y otras parafilias normales tiene algo que explicarte, algo muy sencillo y humano: nos gusta el amor, nos encanta el sexo y estamos dispuestos a hacer cualquier cosa para satisfacernos a nosotros mismos y a la persona que amamos. ¿Te has preguntado alguna vez qué son los límites? Los límites no están en el cuero, lo extremo no es un cuerda de colorines, no tiene ningún tipo de elegancia, no es algo romántico. Lo más escandaloso, impuro y vergonzante es lo más humano: darlo todo por amar y el rencor de no recibir lo mismo.
Fernando Escobar Páez sabe algo: en ningún otro momento el ser humano es tan sincero y honesto como cuando está desnudo y hambriento de deseo. No hay nada limpio, nada glamuroso y, desde luego, no se necesitan artilugios elegantes, ¿para qué? El mejor sexo es natural, salvaje, se apaña con lo que hay y lo que tiene a mano. La decoración es para los aburridos, los que se divierten no necesitan ni una cama, ni un lugar, la imaginación no se compra en un sex shop, la calle y la piel es suficiente… puede que ni el amor sea necesario. Aunque aparezcan una y otra vez no es un libro de perversiones, sino de lo que nos hace humanos, de esos sentimientos rebuscados, de esas prácticas sexuales que ni son simples ni complejas sólo impulsos naturales que tan diferentes nos hacen de los animales y que tanto nos acercan a las bestias. Sentimientos primarios puros, explicados clara y directamente, no como un desafío ni como una falsa provocación, es que el sexo sucede así: sin cámaras, sin luces artificiales y sin un propósito claro más allá del puro goce. Y en el reverso del amor y el sexo están otros sentimientos como el odio y el rencor, diferentes caras de una misma alma y, demasiadas veces, inseparables. Sin ellos este libro estaría incompleto. Los cuentos son una locura sincera descrita con una sencillez apabullante que lo torna real. Puede que este libro te levante muchas veces de la silla, que necesites mirar el techo, que pienses que no pueden pasar cosas así… o que finalmente te sientas bien porque, después de todo, lo tuyo no es tan raro, y es que hay bastantes parafilias normales.

Presentación:

Fernando Escobar Páez es el niño terrible, o el terrible niño, que se revela a la poesía como justicia y la convierte en una tierna venganza contra las moralidades, etiquetas sociales y patrañas culturalosas que el capitalismo ha querido reforzar con el bien decir, el bien hacer y el bien pensar, es decir: el obedecer. Su poesía reacciona con violencia a la violencia de la poesía, a esa poesía que disimula, se ruboriza e incomoda con los desbordes de la fornicación, las parodias al nazismo o la monarquía y, en general, a los fetiches culturales que sin duda son más pornográficos que cualquier película, dildo, lubricante o látigo que usted esconde en su casa.

Héctor Hernández Montecinos


vice

Un texto de MISS O’GINIA 2.0 en la versión mexicana de la revista VICE

http://www.vice.com/es_mx/read/miss-oginia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s