Un paseo por “núcleos activos imaginarios” (CartóNPiedra, 15/12/2013)

por Fernando Escobar Páez

by TOTYPIX FOTOGRAFÍA

by TOTYPIX FOTOGRAFÍA

 

Después de todo el camino que hemos transitado / nos encontramos inmersos en mundos paralelos. / Esos mundos que mientras intentan alejarnos, / nos acercan cada vez más. / Así que aquí estamos: / de pie, libres, poderosos.[1]

La idea de una mega banda ecuatoriana con retazos de diversas agrupaciones de rock  que surgieron a finales de los 90’s e inicios del presente década, siempre sonó tentadora pero distante para todos aquellos que crecimos entre bandas tan disímiles como Mamá Vudú, Misil o la Rocola Bacalao.

Esta propuesta al fin se ha plasmado a través de Mundos, un proyecto de la pareja compuesta por Roger Ycaza (Mamá Vudú) y Denisse Santos (Can Can), quienes bajo la producción de Daniel Pasquel han reunido a varios de los músicos más destacados de su generación para dar forma a este “Núcleo activo imaginario”, primera placa discográfica que dentro de una propuesta rock pop recurre a líricas inteligentes y varias capas de sonidos que generan una textura anómala.

Pese a contar con varios instrumentos, la propuesta de Mundos coquetea con el minimalismo, no solo por lo sencillo y pegajoso de sus composiciones, sino por la propuesta conceptual del disco, donde las ilustraciones de Ycaza se convierten en subtextos de las canciones, dando pie a desarrollar una lectura de las canciones más allá de la música.

“Mundos Paralelos” surgió hace aproximadamente tres años, cuando tanto Roger como Denisse –quienes además son pareja- se hallaban en momentos de transición en sus respectivas bandas y vieron en ese receso la oportunidad de experimentar con canciones que no tenían cabida en sus proyectos principales.

Para Ycaza, Mundos es un proyecto de madurez, donde al fin ha podido “liberarse” de la imagen rocker de Mamá Vudú y experimentar con una visión más intimista, donde lo acústico y la música popular ganan espacio. Junto a Denisse trabajan las maquetas con teclados iRig, melódica y guitarra electroacústica, escriben una letra tentativa y luego pasan a una cabina de grabación donde la dupla elabora un demo, el cual es distribuido al resto de miembros de la banda para que quien aporte desde su instrumento. Este proceso sencillo es posible debido a que los integrantes de Mundos –el “paralelos” fue suprimido a medida que el proyecto crecía- llevan décadas compartiendo escenario y afectos.

Lo de “núcleos activos” viene de un libro de imágenes astrofísicas que solían revisar Roger y Denisse, quienes al entender al espacio exterior como parte de la naturaleza, decidieron tomar el concepto científico de “núcleos activos” como punto de partida para sus canciones, todas las cuales nos hablan de fragmentos y seres mínimos de nuestro cosmos, un dulce bestiario portátil que bien puede florecer en los jardines urbanos, en el onirismo o en canciones un tanto oscuras como las de este disco.

Añadieron el término “imaginario” en honor a los extraños personajes zoomorfos creados por Ycaza, quien desde una base blanco y negro elaboró un pequeño catálogo de seres para que pueblen la narrativa de Mundos. Resulta interesante observar como ciertos elementos del folklore andino y de la cultura pop se fusionan, permitiendo una doble lectura en las criaturas de Roger.

Quieta el agua inquieta yo / transparenta mi razón / pares fuimos átomos / navegando espacios / eligiera viajar hoy / transformarme en blanca luz / cientos de cristales soy / nómadas del tiempo[2]

Hasta cierto punto se puede afirmar que este proyecto acústico / gráfico / experimental había sido concebido para desarrollarse dentro del mercado web y explotar al máximo las ventajas de distribución vía redes sociales. Su primera canción, Tarántulas –la cual no consta en el disco por ser “demasiado guitarrera” con reminiscencias a los Sonic Youth y no encajar, según Roger- se distribuyó gratuitamente a través de la página de la Senami, lo cual ayudó a que la banda se diera a conocer. Los temas “Natural” y “Espejos”[3] tampoco constan en el disco, pero a diferencia de “Tarántulas”, estas canciones si son parte de las presentaciones en vivo de la banda, la cual acaba de regresar de una mini gira promocional por algunas ciudades del país. El modelo que manejan es el de auto gestión, el cual les ha permitido consolidarse como una propuesta no comercial que funciona mejor en bares pequeños de buena acústica y lejos de toda fanfarria innecesaria.

Si bien se trata de un proyecto de Ycaza y Santos, el grupo de colaboradores fijos de mundos está compuesto por Mario Porras –ex primer violín de la Sinfónica Nacional- en el violín, Franz Córdova –ex Mamá Vudú y Misil- como bajista, Andrés Caicedo de Guardarraya desde la batería, y –originalmente- José Fabara de Rocola Bacalao a cargo del trombón. Debido a sus otros compromisos profesionales, Fabara salió de la agrupación y dio paso a Margarita Parras, con lo cual se sustituyó el trombón por un corno francés. De igual manera, el baterista Caicedo viajará el próximo año a Europa, dejando las baquetas de Mundos sin dueño, pero la banda todavía no ha definido un futuro reemplazo, consideran que al tratarse de un grupo de amigos no pueden introducir de forma brusca a alguien nuevo y prefieren tomarse un tiempo antes de elegir.

http://www.telegrafo.com.ec/cultura/carton-piedra/item/un-paseo-por-nucleos-activos-imaginarios.html


[1] Fragmento del prólogo del disco “Núcleos activos imaginarios” de Mundos.

[2]  Primeros versos de la canción “Átomos”.

[3] Esta canción cuenta con la participación de Ibo K Payne, ex vocalista de SIQ.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s